Colombia

1 min Conozca más sobre el desempeño de Colombia con respecto a la igualdad de género desde 2015.

Download Full Report
1 min

Progreso

Puntaje del índice en 2020: 66,8

Puntaje del índice en 2015: 66,9

Estado: “Ningún progreso” desde 2015 y puntaje general “bajo”

Clasificación mundial en 2020: 75.o de 144 países

Clasificación regional en 2020: 11.o de 21 países en América Latina y el Caribe

Según el Índice de Género de los ODS de 2022, Colombia tuvo un desempeño “bajo” en cuanto a igualdad de género. Si bien el puntaje de Colombia (66,8) está en línea con el promedio regional, no se ha modificado desde 2015 y ha sido sobrepasado por otros países de América Latina y el Caribe.

En relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), Colombia obtuvo el mejor puntaje en el ODS 6 de agua con 91 puntos. La mejora de 6 puntos que se observa desde 2015 se debe al avance en el acceso a saneamiento (indicador 6.2) y en la percepción de las mujeres sobre la calidad del agua (indicador 6.3). Su principal mejora desde 2015 ha sido el “progreso rápido” en el ODS 9 de innovación, con un aumento de casi 9 puntos desde 2015, gracias al avance en el acceso de las mujeres a Internet (indicador 9.3) y de las mujeres en ciencia y tecnología (indicador 9.4). De todos modos, con un puntaje general de solo 58,5 puntos, el desempeño de Colombia en torno al ODS 9 sigue siendo “muy bajo”.

Se observa “algún progreso” en el ODS 5 de igualdad de género, aunque tres de los cinco indicadores permanecen sin cambio desde 2015. La proporción de mujeres en cargos ministeriales (indicador 5.5) aumentó de 59 puntos en 2015 a 74 en 2020 (esto equivale a mujeres en el 37% de los puestos).

El puntaje obtenido para el ODS 16 de justicia) no registró “ningún progreso”; la percepción de las mujeres sobre la seguridad pública (indicador 16.3) permanece sin cambios desde 2015 y, si bien el indicador sobre tasa de mujeres víctimas de homicidio (indicador 16.2) ha mejorado, 2,7 mujeres fueron asesinadas cada día en Colombia, entre 2015 y 2019.

En cuanto al ODS 1 de pobreza, el ODS 2 de nutrición y el ODS 11 de ciudades sostenibles, Colombia ha avanzado en la “dirección equivocada” entre 7 y 8 puntos. El mayor revés del ODS 1 se da con respecto a la percepción de las mujeres sobre los ingresos del hogar (indicador 1.4, que cayó de 60 puntos en 2015 a 37 en 2020), lo cual no llama la atención dado que la proporción de personas que vive en pobreza extrema en Colombia se agravó entre 2019 (10%) y 2020 (15%). Otro cambio preocupante es el grado en que las mujeres pueden hablar abiertamente de política (indicador 10.4), que en Colombia ha avanzado en la “dirección equivocada”, con una caída de los 73 puntos que tenía en 2015, “medio”, a solo 44 en 2020, “muy bajo”.

Important message

El progreso de Colombia en materia de igualdad de género se ha estancado desde 2015.

Reflexione de la Ruta Pacifica

En el año 2016, el gobierno de Colombia firmó el Acuerdo Final de Paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP), para poner fin al conflicto armado de más de 60 años. Uno de los objetivos fundamentales de este Acuerdo es el cumplimiento de los derechos de las mujeres y las niñas, y contempla 130 medidas específicas para garantizar estos derechos, en sus seis puntos.1 Estos puntos se vinculan directamente con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, convirtiendo al Acuerdo en un instrumento clave para el logro de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en Colombia.

De acuerdo con el Índice de Genero de los ODS de 2022, el progreso de Colombia en materia de igualdad de género se estancó entre 2015 y 2020, con un puntaje general “bajo” de 67 puntos sobre 100. Esto se puede explicar ya que, aunque se han logrado avances importantes con la implementación del Acuerdo Final, aún existe un retraso significativo en la ejecución de las 130 medidas para las mujeres en temas cruciales, como su participación política. El Congreso de la República aprobó una ley de paridad de género que obliga a los partidos políticos a presentar igual número de candidatas y candidatos para cargos en las corporaciones públicas (donde se eligen 5 o más puestos). Sin embargo, las formas históricas y de facto de trabajar entre los partidos significó que esta ley no fuera suficiente para abordar las brechas de género. Esto también se refleja en el puntaje de Colombia en el Índice, en el indicador sobre mujeres en el parlamento (indicador. 5.4), en el que el país obtiene un puntaje “muy bajo” de 38 puntos en 2020.

Asimismo, solo el 4% del total de los recursos del Presupuesto General de la Nación (2019-2021) asignados a la construcción de paz fueron destinados a acciones de género, sin un marcador presupuestal de género para hacer seguimientos a los recursos asignados (Contraloría General de la República 2021).

Esta tendencia puede revertirse acelerando la implementación integral del Acuerdo de Paz, con presupuesto suficiente y disponible, así como con la creación de mecanismos para garantizar la representación de las mujeres, sus agendas y propuestas en la implementación, la gobernanza y concreción de la Agenda 2030. Esto significaría que las mujeres sean beneficiarias de la paz y el desarrollo sostenible junto con sus comunidades.